actualidades

Consecuencias de la industria minera en Coahuila: más cerca de lo que pensamos

El Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas es una fecha crucial que nos recuerda la importancia de concienciar sobre los riesgos asociados con la industria minera en Coahuila.

Por Voces Nómadas

La práctica minera es una labor y eje económico cuya actividad ha durado años, aumentando accidentes sin resolución y explotando la tierra.

La industria minera en Coahuila es una actividad económica que, aunque no lo parezca, está más cerca de nosotros, con afectaciones en áreas ecológicas, sociales y laborales, desplazando la tierra y arrasando con todo gramo de humanismo.

El Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas es una fecha crucial que nos recuerda la importancia de concienciar sobre los riesgos asociados con la industria minera. En un mundo donde la extracción de minerales juega un papel fundamental en el desarrollo económico, es fundamental comprender el panorama completo de esta industria y sus implicaciones. La industria minera en Coahuila, aunque vital para el progreso, conlleva riesgos significativos tanto para los trabajadores como para las comunidades cercanas a las minas.

La minería en Coahuila y la Laguna

La historia de la minería en el estado de Coahuila se remonta al siglo XVI, en la antigua capital de Monclova, con la fundación y arranque de actividad de las Minas de Trinidad en 1577. Estas iniciaron con la explotación del carbón, un mineral cuya extracción se mantiene en la actualidad dentro del estado con empresas mexicanas y extranjeras, para después integrar las minas de cobre, óxido de zinc, plata, plomo, yeso, celestita, entre otros, hasta finales del siglo XIX.

Según el portal Red es Poder, en el estado de Coahuila, México, la industria minera en Coahuila ha desempeñado un papel histórico y continuo en la economía regional, con estragos que alertan a la ciudadanía lagunera. Tan solo en el 2022, la empresa Peñoles (Torreón, Coahuila), uno de los grupos mineros-metalúrgicos concentraba el 9.2% de las concesiones mineras en México, representando 3 millones 306 mil hectáreas para su libre explotación. 

Adicionalmente, los accidentes en la misma empresa preocupan a nivel social, ecológico y de salud, acumulando incidentes de fugas, con resultados de contaminación ambiental. Sobre la industria minera en Coahuila, portales como Así se ve la minería en México mencionan que los impactos de la minería en el país “han sido devastadores para la naturaleza y para quienes habitan los territorios afectados”.

Sobre los accidentes en empresas de Coahuila, se enlistan los accidentes en Pasta de Conchos y Pinabete, ambos del estado de Coahuila, mismos que no han sido concluidos o, incluso, cancelados por decisiones de las esferas más altas en las empresas dentro de la industria minera en Coahuila, dejando a las familias sin una resolución verdaderamente humana y responsable.

Sobre esto último, las secuelas de las muertes por trabajos mineros no solo afectan a las familias, afectadas por la pérdida de sus seres queridos, sino que los propios casos retratan una cruda realidad de la labor minera. Las indemnizaciones para las familias terminan siendo “ayudas humanitarias”, y aunque las cifras representan un gran apoyo para las familias, detrás de ellas existe negligencia laboral, poco salario y una actitud nada admirable por parte de los responsable en la industria minera en Coahuila cuando la muerte cobra la vida de los trabajadores en las minas. 

En el texto EL CARBÓN ROJO DE COAHUILA: AQUÍ ACABA EL SILENCIO, menciona que durante el accidente en Pasta de Conchos, el trabajador más joven tenía 19 años, y estaba registrado en el IMSS con un salario de 100.46 pesos, más alto que algunos que sólo percibían 80 pesos diarios. Una “ayuda humanitaria” por parte de las empresas, con publicidad exorbitante, no es nada comparada con la pobreza que muchas familias atraviesan antes, durante y después de la muerte de sus familiares.

“Grupo México no indemnizó, dio una ayuda humanitaria y liquidó a los trabajadores como si hubieran renunciado. Todo se rompe” 

“Cuando Grupo México decidió que nosotros (las cuadrillas de rescate de AHMSA) ya no haríamos el rescate, me quedé helado [...]  Pero ese dinero que nos dieron se nos volvió una maldición. Grupo México corrió la voz de que a nosotros nos pagaron y no quisimos hacer el rescate”.

-Fragmentos del texto EL CARBÓN ROJO DE COAHUILA: AQUÍ ACABA EL SILENCIO

El impacto ambiental de la industria minera en Coahuila, un eslabón más en la cadena de desastre

La concienciación pública sobre los riesgos y desastres naturales por parte de la industria minera, aunado a la protección de los trabajadores y las comunidades afectadas, es un tema crucial para trabajar en las mejoras de este sector. El Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas ofrece una oportunidad invaluable para educar al público sobre los peligros asociados con la extracción de minerales y promover la importancia de mejorar las prácticas de seguridad en la industria. 

“Para obtener una onza de oro se utilizan 40 kg de explosivos, se consumen de 150 a 200 mil litros de agua y se emiten alrededor de 650 kg de CO2 a la atmósfera, junto con otros gases altamente tóxicos”. (Así se ve la minería en México).

La extracción de minerales puede provocar la degradación del medio ambiente, la contaminación del agua y la pérdida de hábitats naturales. Asimismo, las comunidades cercanas a las minas pueden enfrentarse a desafíos como la reubicación forzada, la pérdida de medios de vida tradicionales y la violación de los derechos humanos. Es imperativo que las empresas mineras adopten prácticas responsables y sostenibles que minimicen su impacto negativo en el medio ambiente y en las comunidades locales.

Otros textos de
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram