actualidades

Arsénico en la Comarca Lagunera, un riesgo inminente a la salud para todas las regiones

Dentro de las muchas conclusiones a las que llegó este equipo de investigación, una de ellas es que su evidencia sí hace coherencia con la alta prevalencia de diabetes e hipertensión en personas que consumen agua con arsénico; y que esta población sigue en aumento.

Foto tomada de la página del Movimiento Antorchista Nacional, de un artículo escrito por Adriana Caldera.
Por Voces Nómadas

El arsénico en la Comarca Lagunera es un problema que pone en peligro la salud de sus habitantes, su consumo por medio del agua y el aire en las regiones, trae consigo la generación de enfermedades de todo tipo. En los últimos años, este y otros componentes químicos cada vez se encuentran con más concentración debido, en su mayoría, a la extracción desmedida del agua proveniente de mantos acuíferos.

Esta situación es tan preocupante que, se calcula, hasta un 85% de los pozos de donde se extrae agua en Torreón, por ejemplo, tienen concentraciones tóxicas de arsénico, rebasando por hasta tres veces el nivel permitido por las normas mexicanas.

Esto y más se dijo durante la presentación del Monitor Hídrico Digital el pasado viernes, donde el investigador y doctor Martín Federico Soto Jiménez expuso en gráficas la tendencia histórica en el nivel de arsénico que se encontró en el agua de consumo en Torreón.

Tendencia del nivel de arsénico en la Comarca Lagunera

Por un lado, la concentración de arsénico en Comarca Lagunera ha tenido una tendencia en ascenso pero, por el otro lado, también se detecta una aceleración de este fenómeno, siendo mucho más rápida en los últimos 5 años.

Según el gráfico que mostró el doctor Soto Jiménez de información derivada de SIMAS Torreón, recientemente, en 2023, se detectó una mediana de 25.4 microgramos por litro de arsénico en esta ciudad, pero alcanzando un límite máximo de 33.9, lo cual significaría el triple de lo que recomienda la norma mexicana NOM 127-SSA1-2021 que sugiere un máximo de 10 microgramos por litro para que no exista un riesgo para la salud humana.

En su investigación publicada en junio del 2023 titulada "Asociación de obesidad, diabetes e hipertensión con arsénico en agua potable en la provincia de la Comarca Lagunera (centro-norte de México) que puedes encontrar en este link, Martín Federico Soto Jiménez y su equipo midieron la concentración de arsénico tanto en el agua como en habitantes de diferentes regiones de la Comarca Lagunera, esto último mediante la recopilación de muestras de excreciones urinarias.

En la tabla de abajo se pueden observar los 13 municipios en donde se recolectaron las muestras de diferentes poblaciones en dos periodos distintos, entre 2005 y 2007 y entre 2015 y 2017.

Los hallazgos son impresionantes y preocupantes. Cabe destacar, por ejemplo, el top 3 de ciudades con mayor concentración mediana de arsénico que son Francisco I. Madero (83 mg/L), Tlahualilo (81.1+- 27.7 mg/L) y San Pedro de las Colonias (67.2 mg/L).Hi

Al respecto, el doctor Martín F. Soto aclaró para Voces Nómadas que, si bien estas tres ciudades rurales son las que mayor concentración padecen de arsénico en la Comarca Lagunera, son Torreón, Gómez y Lerdo las que más preocupan y por las cuales la norma oficial NOM 127 SSA1 2021 se reformó recientemente para darles prioridad y reducir a 10 microgramos por litro el límite permisible de concentración en el agua en localidades con más de 500 mil habitantes solamente.

Y es que, comenta el doctor: "Hay mayor toxicidad (en las ciudades rurales) pero también hay menos población expuesta porque las poblaciones son más pequeñas, entonces se hace como un balance entre nivel de toxicidad contra población expuesta", comentó vía WhatsApp, añadiendo que al reformar este tipo de normas se da prioridad al número de personas y no al nivel de toxicidad.

Sin embargo, sólo 3 municipios no contienen niveles arriba de los 10 microgramos por litro, los demás están por encima de la norma, lo que significa que todos están en riesgo de contaminación y, según la investigación de Soto Jiménez, de abonar al desarrollo de enfermedades asociadas con el metabolismo, como diabetes tipo 2, estrés oxidativo y la hipertensión arterial.

Las consecuencias de salud del hidroarsenicismo crónico regional

El hidroarsenicismo crónico regional es el problema global que afecta a 200 millones de personas que están expuestas al arsénico por medio del consumo de agua con excesiva concentración del mineral.

Según el artículo "Asociación de obesidad, diabetes e hipertensión con arsénico en agua potable en la provincia de la Comarca Lagunera (centro-norte de México)", de varios investigadores, entre ellos el doctor Martín F. Soto Jiménez, explica la correlación que existe en las personas con arsénico en la orina y con creatinina, una sustancia química que los riñones sanos eliminan de la sangre y que provoca enfermedades metabólicas.

Dentro de las muchas conclusiones a las que llegó este equipo de investigación, una de ellas es que su evidencia sí hace coherencia con la alta prevalencia de diabetes e hipertensión en personas que consumen agua con arsénico; y que esta población sigue en aumento.

Además, la investigación agrega que el arsénico en el agua se debe a la "extracción intensa de agua profunda, principalmente del polígono de agua limpia en la zona metropolitana de Torreón-Gómez Palacio-Lerdo y sus alrededores".

Se explica que esta extracción ha causado un déficit en el acuífero y un desgaste del agua profunda durante las últimas décadas.

Para Voces Nómadas, comentó el doctor Martín F. Soto que como el consumo cada vez es mayor "obviamente estamos acelerando la entrada de agua más viejas y entonces la probable presencia de más arsénico en esa agua más antigua pues es mayor. Por eso se alcanza a apreciar ese incremento.

Además, de eso "hacemos el cono de abatimiento y las aguas nuevas se mueven de las más enriquecidas a las menos enriquecidas. Entonces, tenemos dos fuentes de agua con más arsénico, el agua antigua y el agua más enriquecida que se mueve a llenar el cono de abatimiento", explica.

En adición, para una entrevista en El País, publicada en octubre 2023, Martin Soto Jiménez comentó que "después de décadas de exposición crónica al arsénico en el agua potable, el Estado mexicano responde con el programa Agua saludable para la Laguna para sustituir el agua subterránea enriquecida con arsénico del acuífero por agua superficial del río Nazas".

Y menciona que "en el sexenio pasado, se invirtió en filtros para remover el arsénico. Sin embargo, no se completó la puesta en marcha de la mayoría y no se operaron. Hoy se encuentran abandonados esos equipos".

Respecto a la investigación, concluye: "Cuando una población vive en una región expuesta a arsénico, tiene entre un 30% a un 90% más de probabilidad de tener problemas de obesidad; entre un 50% hasta un 300% de padecer diabetes tipo 2, o entre un 40% a un 200% más de probabilidad de tener un problema de hipertensión por vivir en una región HACRE (Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico). El promedio mínimo es que por vivir en estos lugares tienes 30% más de probabilidad de tener cualquiera de los tres padecimientos".

Otros textos de
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram