Cuatro Ciénegas pozos
Crédito de la fotografía: 

"La Conagua ha favorecido la explotación de acuíferos", dice investigadora sobre pozos en Cuatro Ciénegas

Autor:  Héctor Esparza

Valeria Souza Saldívar es investigadora por la Universidad Nacional Autónoma de México. Buena parte de su vida la dedicó a estudiar las bacterias de Cuatro Ciénegas, sus hallazgos fortalecieron la trascendencia biológica que tiene el valle en la región centro de Coahuila.

Además, encabezó una estrategia de divulgación en la que se involucraron a los estudiantes de las escuelas locales para difundir el conocimiento y procurar la conservación del sitio.

Este impulso no fue suficiente para frenar el deterioro del área protegida: la extracción de agua del subsuelo para destinarla al riego agrícola no ha parado, ocasionando la desaparición de algunas de las pozas características de Cuatro Ciénegas, entre éstas la más extensa que es Churince.

A partir de la intervención de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la cual clausuró pozos agrícolas ilegales a mediados de junio, es que le llamé para conocer su punto de vista, aquí sus palabras:

“Esto debería de haber pasado hace 10 años, porque todos los pozos que se hicieron después de los dos decretos de veda, uno para el Hundido que lo hizo Felipe Calderón y el otro que hizo Peña Nieto muy temprano en su gobierno para los valles de Ocampo y de Cuatro Ciénegas, todos los pozos que se hicieron después y muchos de los que se habían hecho antes, son ilegales”, comentó.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua), declaró la investigadora, ha favorecido la sobreexplotación de los acuíferos no solo de este valle, sino del resto del país, por tal razón se exigía una participación más contundente del Gobierno Federal, lo que al parecer está ocurriendo en esta región de Coahuila.

pozos en cuatro ciénegas

Ranchos clausurados

Los acuíferos en el valle sí están interconectados y, a pesar de ello, Conagua insistió que no era así y que la extracción del agua subterránea no afectaría a las pozas, al tiempo se ha confirmado la interconexión. “

El resto del valle se ha secado porque ha habido una excesiva extracción del agua subterránea, aunque se ha dicho que no están interconectadas las pozas, claro que están interconectadas, de hecho, yo tengo un artículo desde 2006 en National Academy que demuestra que están conectados los tres valles: el Hundido, Las Calaveras y Cuatro Ciénegas, lo demostré con marcadores moleculares”.

A pesar de ello, el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, el brazo técnico de Conagua, concluyó que no había relación entre los diversos cuerpos de agua, ahora la realidad desdice a la autoridad responsable de administrar el agua en el país.

Pese a que las condiciones para realizar la agricultura intensiva no son adecuadas, diversos agricultores de la Comarca Lagunera se trasladaron a Cuatro Ciénegas para abrir tierras al cultivo. Lo han hecho principalmente empleando la técnica de riego con pivote central que traza una circunferencia, es lo que se conoce como rondines; desde el cielo son fácilmente detectables.

La Profepa clausuró Beta Santa Mónica, los ranchos de Soriana y hay otro que se llama La Carpa, “que me decía la gente de Cuatro Ciénegas que esos están sacando una cantidad de agua increíble. A la gente de Santa Mónica yo les pedí muchas veces que cerraran dos lugares, dos rondines específicos que estaban sobre la falla de San Marcos y obviamente hicieron lo que se les pegó la gana, duplicaron el número de rondines”.

La Profepa, continúo Souza Saldívar debe continuar con su responsabilidad de clausurar los pozos ilegales. Y el gobierno y agricultores deberían impulsar más la instalación de plantas de tratamiento de agua y utilizar esa agua tratada para el uso agrícola. 

Además, el agua de Cuatro Ciénegas no es apta para el riego agrícola debido a su alta cantidad de sales, que quedan dispersas en la superficie de la tierra formando una gruesa costra que impide posteriormente el crecimiento de las plantas. “Sí, hay una serie de campos totalmente secos donde no crece ni un pastito en los rondines abandonados de alfalfa, no solo en Cuatro Ciénegas, sino en todo el norte de México.

“Y siguen abriendo áreas para el cultivo, pero es una estupidez y lo hacen porque la alfalfa es fácil de vender, porque pasa un camioncito que se las compra a dos pesos el kilo, ¿podrás creer? y son mil litros de agua por dos pesos el kilo de alfalfa”.

-Me resulta ilógico que, sabiendo que tu materia prima principal o tu recurso principal es el agua, acabes con ella –le pregunto a la doctora Souza Saldívar.

-Y no solo está pasando en Cuatro Ciénegas, es una tragedia mundial, pero con cambio climático. Pero las gentes de Cuatro Ciénegas, y entre ellas está el sector turístico, sí están interesadas en controlar esto y pues son los viejos caciques los que no quieren.

Cuatro Ciénegas de Carranza, afirmó Valeria Souza, “es el espejo de nuestro futuro”, de ahí la importancia de su protección, sin embargo, las formas de producción tanto en el valle de Cuatro Ciénegas, como en la Comarca Lagunera, no han cambiado todavía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram