plástico en Torreón
Crédito de la fotografía: 

Plástico en la Comarca Lagunera: el enemigo latente de la Madre Tierra que debemos enfrentar

Autor:  Héctor Esparza

Al observar el tiradero de basura al norte de Gómez Palacio, se evidencia el débil esfuerzo que se hace de forma coordinada para reducir el impacto ambiental que generan las acciones humanas, entre ellas la quema de basura.

Predomina, en el tiradero a cielo abierto, el plástico en la Comarca Lagunera, uno de los elementos que contamina severamente los mares, el suelo y el aire. Es sabido que los plásticos no se degradan o tardan décadas incluso siglos para hacerlo, y en algunos casos solo se pulverizan formando micropartículas que se alojan en el interior de los organismos animales y humanos; los comemos y los respiramos. Estos microplásticos pueden llegar a introducirse en el torrente sanguíneo propiciando severas enfermedades.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud en México mueren cada año más de nueve mil personas a causa de la contaminación del aire, las principales fuentes contaminantes son los escapes de los automóviles, también la quema de basura, como las llantas, algo que ocurre comúnmente en la Comarca Lagunera.

En los límites de Gómez Palacio y Torreón periódicamente se realiza una colosal quema de basura de diversos tipos, lo mismo ocurre en el ejido Las Huertas de Gómez Palacio, y, en ocasiones, en el tiradero a cielo abierto también se generan incendios que propician una densa nube negra que se respira en la Comarca Lagunera.

Este 22 de abril, como cada año, se conmemora el Día Internacional de la Madre Tierra, una propuesta que pretende sensibilizar sobre el impacto adverso de las acciones humanas contra el equilibrio natural. En este 2024 se enfocará el esfuerzo en la disminución del uso del plástico, algo indispensable para hacer que la quema de basura nunca más vuelva a ocurrir.

plásticos en gómez palacio

Ante el plástico en la Comarca Lagunera, la Madre Tierra es nuestra principal aliada

El tema del Día de la Tierra de este 2024 es: “El planeta contra los plásticos” y se pretende que se lleven a cabo acciones para reducir en un 60 por ciento la producción de plásticos para el año 2040, debido a que, de acuerdo al Informe sobre Riesgos Globales de 2024 del Foro Económico Mundial, “los riesgos ambientales representan la mitad de los diez principales riesgos en la próxima década”.

Respecto a los antecedentes de esta conmemoración dedicada a la Tierra, el organismo internacional indica que: “A medida que se acercaba el milenio, el movimiento del Día de la Tierra dirigió su atención a la creciente realidad de la inminente crisis climática con un mensaje claro para los líderes mundiales y las empresas: es necesario actuar urgentemente para hacer frente al calentamiento global.

“El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) afirma que, si no se adoptan medidas inmediatas para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, el mundo va camino de alcanzar en 2100 temperaturas 3.2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales. Este nivel de calentamiento sería catastrófico para el planeta y toda la vida que lo habita, incluidos los seres humanos”. Y para confirmar lo escrito, se recuerda que el año 2023 fue el más caluroso jamás registrado.

Y para atenuar el daño ambiental, se insiste en que la única respuesta es voltear a observar a la naturaleza, no hay más. Hay que abrirle la puerta en las ciudades a la naturaleza, porque está más que comprobado que solo permitiendo la forestación pueden reducirse las altas temperaturas y también generarse más oxígeno y capturar el bióxido de carbono, un gas de efecto invernadero.

Solo para tener una dimensión del impacto de los plásticos, se señalan los años que tardan en descomponerse: una botella usada para vender agua tarda más de 500 años; los cubiertos desechables, más de cuatro siglos; el plástico de un encendedor se descompone en un siglo, y un vaso de plástico puede tardar 75 años, lo mismo que las bolsas de un solo uso... mientras esta degradación ocurre, la contaminación avanza.

quema de basura y plástico en la comarca lagunera

Bolsas de plástico en la Comarca Lagunera

Pero está claro que los esfuerzos no son conjuntos porque mientras en Coahuila el congreso local aprobó en diciembre de 2018 la eliminación paulatina del uso de bolsas de plástico dentro de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección del Ambiental, en Durango no ocurre lo mismo, de tal manera que una compra del mandado en Gómez Palacio genera el uso de las bolsas de plástico que vuelan hacia Coahuila durante una tolvanera.

En México al menos 29 de los 32 estados restringen el uso de plásticos desechables, pero no ha sido suficiente, las imágenes del tiradero a cielo abierto de Gómez Palacio, así lo evidencian.

¿Qué hacer individualmente para contribuir a este movimiento global para reducir el uso de plásticos? Tener bolsas del mandado no desechables, reutilizar al máximo las que ya se tienen y depositarlas en un contenedor adecuado y, si se compra el mandado en Durango, pedirles a los empacadores que usen el menor número posible de bolsas...

Otras colaboraciones de Héctor Esparza
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram