actualidades

Murciélagos nectarívoros, ahora son famosos gracias al tequila y el mezcal

Al igual que las mariposas y los colibríes, estos animales vuelan de flor en flor consumiendo néctar y polen,

Celia López González
Por Celia López González

Investigadora del CIIDIR Unidad Durango del Instituto Politécnico Nacional

Los que nos dedicamos a estudiar murciélagos lo hemos sabido por años, pero ya sabrán ustedes cómo es la publicidad, que crea “famosos” de un día para otro.

Los famosos que nos ocupan hoy son los murciélagos del género Leptonycteris, un grupo de especies exclusivo de América, que se alimenta del néctar de las flores. Al igual que las mariposas y los colibríes, estos animales vuelan de flor en flor consumiendo néctar y polen, en el proceso se llenan la cabeza y hombros del polvillo reproductivo, el cual llevan a la siguiente flor, logrando con ello que una planta logre fertilizar a otra.

Murciélago Leptonycteris sp. es de Chihuahua, Chihuahua

Como mecanismo de fertilización y reproducción, es muy antiguo desde el punto de vista evolutivo, así que las plantas tienen toda clase de estrategias para atraer a los polinizadores, aunque ese es tema de otra colaboración. Baste aquí decir que algunas de las plantas que son alimento de murciélagos se abren de noche para atraer al cliente quiróptero, que, con su larga lengua con pelillos en la punta, penetra en la flor para extraer su alimento.

¿Por qué se les conoce como murciélagos magueyeros?

Regresando a los comúnmente llamados murciélagos magueyeros, la fama les viene porque se ha demostrado que juegan importante papel en la polinización de los agaves (magueyes) que son base para la elaboración del tequila y el mezcal. Tan es así, que se ha intentado llamarle a una de las especies “the tequila bat” o el murciélago del tequila.

Maguey, Agave sp. en Mezquital, Durango

Eso es ir un poco lejos, porque en realidad polinizan agaves, pero también cactos columnares y pitayos, entre otras plantas. En México existen dos especies de Leptonycteris, L. yerbabuenae, el más común, y L. nivalis, un poco más grande que el otro, pero más raro. Grande es un decir, ya que estos animales miden entre 8 y 10 centímetros de la cabeza al extremo posterior (no tienen cola), y pesan menos de 30 gramos.

Son especies migratorias

Algunas poblaciones de L. yerbabuenae son migratorias, y vuelan en la primavera del centro de México al suroeste de los Estados Unidos, donde pasan el verano y tienen a sus crías en colonias de maternidad formadas casi en su totalidad de hembras preñadas y crías.

Murciélago nectarívoro con dos mosquitos ectoparasites en la cabeza, comunes en estas especies

A finales del verano, regresan a México siguiendo las floraciones de las poblaciones de agaves y cactáceas del semidesierto. L. yerbabuenae se refugia en cuevas y minas abandonadas, formando colonias de entre mil y 100 mil individuos.

Como muchos otros murciélagos, son animales gregarios, y aunque pueden compartir el refugio con otras especies, se mantienen juntos y aparte de los demás. Las hembras paren una cría al año, que al mes es capaz de volar, y unas semanas después es destetada y sale del refugio a buscar su propio alimento. Los nacimientos coinciden con los periodos de mayor disponibilidad de flores y frutos en los lugares donde se encuentra el refugio de maternidad.

Esta especie está considerada como en peligro de extinción en los Estados Unidos porque allá hay muy pocas poblaciones y la distribución es limitada.

En México también fue considerada como en peligro por años, aunque es uno de los murciélagos más comunes de los bosques tropicales secos de nuestro país. Hasta cierto punto es resistente a la perturbación de los hábitats, mientras haya alimento, pero es muy sensible al disturbio de sus refugios, los cuales hay que proteger a toda costa.

Queda por saberse si los cambios en los regímenes climáticos que están ocurriendo, pudieran desacoplar la relación flor-murciélago en algunos lugares y temporadas del año. Actualmente la ley mexicana lo considera como “sujeto a protección especial” ¡no vaya a ser que nos quedemos sin tequila!

Te invitamos a ver el siguiente video en donde aparece otro nectarívoro comiendo, ¡espectacular! Se trata de Tube-lipped néctar bat: Anoura fistulata animal de Sudamérica. AquÍ también tenemos uno de esos, llamado Anoura geoffroyi.

Otros textos de
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram