actualidades

Basura electoral: buscan regular residuos de campañas que alcanzan las 25 mil toneladas sólo en CDMX

¡Únete a la causa! Ayuda a esta organización a que se escuche toda esta información y se ayude a prevenir la basura electoral en México, ya que existe actualmente una crisis de plásticos que debemos detener. No por nada, el Día de la Madre Tierra se dedicó a la prevención y reducción del uso de plásticos en el mundo.

Por gerapinarc@gmail.com

Desde comienzos de abril, la organización internacional Greenpeace en México ha expuesto una carta a los y las candidatas a la Presidencia de México en la cual solicita que tomen acciones para frenar la producción de basura electoral como consecuencia de las campañas recientes.

Como consecuencia del desinterés de las autoridades, Greenpeace México ha decidido comenzar una campaña de firmas para demostrar desde una petición masiva la importancia de reducir más de 25 mil toneladas de residuos, estimación que sólo se calculó para la CDMX en estas elecciones federales.

Regular la basura electoral, una petición olvidada

Desde 2015, el doctor en ciencias sociales y comunicólogo de la Escuela Judicial Electoral del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Luis Jaime González Alcaraz, expuso a este tribunal, mediante un artículo "Modernización ecológica y basura electoral, el discurso ambiental en la norma electoral mexicana", que algo se hiciera en este asunto.

Argumentando que desde 2007-2008 por medio del Código Federal de Instituciones y Procedimientos electorales y luego con la reforma de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales en 2014, las reformas político electorales deberían regular que partidos políticos y candidatos utilicen propaganda electoral reciclable y biodegradable.

En estos recursos legales, se "interiorizó de manera explícita la cuestión ambiental en el campo electoral al regular los materiales con los que debe elaborarse la propaganda impresa y otros artículos promocionales de los partidos políticos y de los candidatos", explica el doctor.

Y así es, según el artículo 209 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, en el capítulo II sobre la propaganda electoral, se lee: "Toda la propaganda electoral impresa deberá ser reciclable, fabricada con materiales biodegradables que no contengan sustancias tóxicas o nocivas para la salud o el medio ambiente. Los partidos políticos y candidatos independientes deberán presentar un plan de reciclaje de la propaganda que utilizarán durante su campaña".

González Alcaraz mencionó en su momento, el artículo 236 de la mencionada Ley, donde se leía anteriormente que "los partidos, coaliciones y candidatos deberán utilizar en su propaganda impresa y demás elementos promocionales materiales que no dañen al medio ambiente, preferentemente reciclables y de fácil degradación natural...", sin embargo, este artículo ya fue derogado.

Problemas ambientales de la propaganda electoral

Greenpeace México, en su anuncio reciente donde se solicita a los candidatos y partidos a cuidar sus campañas de la basura electoral, comenta que la mayor parte de los materiales de propaganda electoral está hecha de plásticos, los cuales, dependiendo del tipo que se trate, pueden tardar entre decenas y cientos de años en degradarse, contribuyendo a la contaminación plástica que ya sufre México y el planeta entero.

En 2012, la UNAM había calculado un monto de residuos como consecuencia de las elecciones federales de ese año de unos 2 mil 500 toneladas de basura electoral; este monto ha incrementado considerablemente, teniendo en cuenta que Greenpeace México menciona 25 mil toneladas sólo en la capital mexicana.

Es mucha basura, en 2015 se hablaba de que en todo el mundo había aproximadamente 6 mil 300 toneladas de este tipo de desecho y sólo el 9% era reciclado. 75% se dejaba a cielo abierto y 12% era incinerado.

Las consecuencias del plástico dejado al aire libre significa la contaminación del suelo, del aire, del agua, así como la invasión de estos desechos en espacios biodiversos que también se ven afectados.

Hay alternativas desde hace muchos años

La investigadora Magdalena Trujillo Barragán, de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, desarrolló hace unos años un biomaterial formado de una capa de ácido politáctico (PLA) y otra de celulosa (papel), un material biodegradable que se obtiene de fuentes renovables como el almidón de maíz o la caña de azúcar y que sustituye a los polímeros convencionales derivados de hidrocarburos.

Existen otros materiales, desde luego, que son biodegradables, pero son difíciles de encontrar en nuestro país a diferencia de este que podría impulsarse puesto que fue desarrollado por la mexicana.

La exigencia actual de Greenpeace México

El mensaje que impulsa Greenpeace México busca que en las reglamentaciones electorales del INE se obligue a los candidatos y candidatas a ser transparentes en cuanto a la producción de su propaganda electoral. Dando a conocer nombre y ubicación de proveedores contratados así como un plan de reciclaje de sus productos electorales.

Otra cosa que pide Greenpeace México es que se calcule obligatoriamente y se haga pública la huella plástica, o sea, la cantidad de materiales de propaganda electoral impresa hasta ahora; y un compromiso para reducir esa cantidad en al menos 75% en las semanas restantes de campaña.

¡Únete a la causa! Ayuda a esta organización a que se escuche toda esta información y se ayude a prevenir la basura electoral en México, ya que existe actualmente una crisis de plásticos que debemos detener. No por nada, el Día de la Madre Tierra se dedicó a la prevención y reducción del uso de plásticos en el mundo.

Ejemplo de iframe

Página principal

A continuación se muestra una página web embebida:

    Otros textos de
    linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram