medio-ambiente

El agua del Nazas, arrastra nuestra basura

Así como el agua del Nazas empuja la basura que se acumula en su lecho y en los canales de riego cada vez que se abren las compuertas de las presas, de la misma forma el proyecto de Agua Saludable para La Laguna (ASL) remolca irregularidades conforme pasa el tiempo: ahora se presentan fugas de […]

El agua del Nazas, arrastra nuestra basura voces nómadas
Por Héctor Esparza

Así como el agua del Nazas empuja la basura que se acumula en su lecho y en los canales de riego cada vez que se abren las compuertas de las presas, de la misma forma el proyecto de Agua Saludable para La Laguna (ASL) remolca irregularidades conforme pasa el tiempo: ahora se presentan fugas de agua en la red de distribución en Gómez Palacio y Lerdo, porque no hubo la sustitución de tuberías como se anunció previamente al arranque de la construcción de la obra.

Agua del Nazas arrastra problemas

Se había previsto la inversión para la modernización de la red de distribución de agua potable en la zona conurbada de La Laguna ante la antigüedad e ineficiencia de la misma, que acarrea pérdidas que rondan el cincuenta por ciento en promedio; aquella inversión no ocurrió antes de suministrar el agua potabilizada y ahora en algunos puntos de Lerdo y Gómez Palacio se presentan las fugas.

Por otra parte, en tres ocasiones han dañado una válvula del megatanque Nazas en Torreón que deberá recibir agua desde la potabilizadora de ASL; pese a la reiteración vandálica no se han tomado las previsiones; el agua se acumuló en el cañón de las Calabazas formando una laguna que humedeció la tierra y ocasionó la volcadura de una máquina pesada, fue un accidente que provocó la muerte del joven operador del trascabo.

Además, el señalamiento del presidente en la región de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Donato Gutiérrez Gutiérrez, respecto a la colocación de la tubería de conducción dentro del lecho del río, le agrega incertidumbre al éxito del proyecto: en alguna avenida extraordinaria la fuerza de la corriente podría dañar la tubería, además se debilitó el muro de contención que protegía a las colonias asentadas en la ribera, analizó el líder cámaral.

El monto de la inversión del proyecto se duplicó, de ocho mil a 16 mil millones de pesos; se asignaron contratos a empresas sin experiencia en infraestructura hidráulica, además se cumplieron los plazos para la finalización del proyecto y aún no se concluye.

En Torreón el alcalde anunció la apertura de más pozos para extraer agua cuando se suponía que la propuesta de ASL era dejar descansar el acuífero, lo que no ocurrirá porque tampoco se ha invertido en la tecnificación del riego agrícola, como también se anunció.

Como cereza del pastel, en los primeros análisis del agua que se procesó en la potabilizadora se confirmó que se rebasaron los límites máximos de contenido de arsénico, así lo mostró el director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Lerdo.

Más de Voces Nómadas | Promueven la hidroponía en Torreón para reactivar el centro histórico

Por supuesto que todo aquello estará sometido a ajustes y correcciones, solo que habrá un impacto que no tendrá reversa de forma inmediata: la degradación de la cuenca baja del Nazas ante el impedimento de la recarga del acuífero y del flujo del río que posibilitaría el equilibrio.

Se insiste en truncar el ciclo del agua del Nazas con la construcción de presas, con la conducción del líquido por tuberías, creyendo que una gota de agua que llegue al semidesierto o que se infiltre es un desperdicio, sin considerar que esa gota de agua podría equilibrar el ambiente y con ello atenuar el impacto adverso que se padece.

Intervención del agua del Nazas corrompe el clima

La consecuencia de las decisiones que se han tomado respecto a la administración del agua del Nazas son evidentes: sequías recurrentes y más severas, cambio drástico en el patrón de lluvias, desertificación progresiva y, en materia agrícola, reducción de los rendimientos.

Pese a ello se mantienen las decisiones que contravienen el equilibrio ambiental, ¿hasta cuándo perdurará esta tendencia?

Cada vez que abren las compuertas de las presas para dejar correr las aguas del Nazas con el inicio de un nuevo ciclo agrícola, estas corrientes arrastran no solo la basura, clara muestra de nuestra indolencia hacia la preservación de nuestro entorno.

Otros textos de
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram